Enrique González Rojo – Mendrugo de sol


Rayo sol ventana

Los desencuentros eran rutinarios.

El pan amargo de cada día.

En una ocasión

con la carne viva torturada por la intemperie

no pude más.

Salí a buscarte.

Antes de que amaneciera

cuando el pico de los gallos aún se hallaba

rodeado de bruma

llegué al pie de tu departamento y me instalé bajo su ventana.

.

Tenía tanto pero tanto frío.

Me castañeaban los dientes

y tiritaban todas

mis vivencias.

Al gélido ambiente habría que añadir

la corriente helada que provenía

de tu ventanal cerrado.

Las persianas empeñadas en su negativa

no dejaban entrar ni salir

el menor mendrugo de sol.

Se abrió de pronto la ventana.

Mi corazón dio un pequeño vuelco

y se mudó de sitio.

.

Tú sacaste la mano e hiciste un ademán

que ordenaba el mundo

y mi inmediato acercamiento.

Corrí hacía ti.

Salvé los escalones como si no existieran.

Volé hacia mi debilidad

con alas de Mercurio

en mi talón de Aquiles.

Dí con tus brazos

y en posición fetal

entré al calor inmarcesible del regazo.

Todo el frío -el exterior y el interior-

fue sólo una remembranza sometida

a abrupto desmoronamiento

cuando viví la felicidad arropado

con tus senos.

 

.

El libro del que saqué este poema lo dice que Enrique González Rojo nace el 5 de octubre de 1928 en la Ciudad de México. Bajo la influencia de su padre y su abuelo creció rodeado de libros. Alguna vez ha dicho que “ha vivido en bibliotecas que tienen casa, no en casas que tienen biblioteca”. Posteriormente ha vivido su vida vinculado a la palabra escrita. Como filósofo, con maestría y doctorado, profesor universitario en la UNAM, la Universidad Nicolaíta, Chapingo, la UAM. La universidad Nacional Autónoma de la Ciudad de México (UACM) editó su más reciente obra, bajo el título En marcha hacia la concreción, y Versodestierro. La misma universidad, en coedición con el H. Ayuntamiento de Ecatepec, publicó su poemario Poeta en la ventana, en homenaje a sus 80 años. Recibió el Premio Xavier Villaurrutia, por su libro El quíntuple balar de mis sentidos. Otras obras de su autoría: Por los siglos de los siglos, Las huestes de Heráclito, Memoralia del sol, Viejos y Reflexiones sobre la poesía.

Fuente de la Imagen: cuatrodeldosdedosmildoce

Y como de costumbre, si desean hacer un comentario abajo está el espacio para hacerlo, si desean suscribirse al blog den click en el botón que se encuentra a la derecha y que dice ‘Seguir’.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Poesía, Textos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s