Minificción 17 – Asociaciones


Mutación - Matisse

Mutación

La señorita siempre se molestaba cuando le cambiaban el nombre. Pegaba un berrinche de aquellos y se volteaba indignada. Su nombre no le hacía ningún favor, y por sencillez sintáctica o de pronunciación siempre mutaba. Una de las características de su vestuario eran las sandalias y el vestido… era muy característico. Notar eso era sencillo porque el lugar donde se desenvolvía diariamente era ocupado en su mayoría por mujeres que no usaban tales aditamentos. Al parecer ella quería lucir sus piernas morenas como si ellas fueran de ensueño. A varios no nos lo parecía y llegué a oír comentarios acerca de su belleza exótica.

Su propia percepción de persona sagaz se contrapuso siempre con el miedo que tenían todos de sus palabras muchas veces hirientes. La imagen cuidada confundió a muchos que, después de tratarla un poco, se alejaban lentamente. Balbina siguió con su vida, no sé que fue de ella. Ahora que estudio historia Argentina no puedo evitar recordarla cuando leía acerca de las Malvinas.

Fuente de la Imagen: Amalgama de sentires

Deja un comentario

Archivado bajo Cortos, General, Relatos, Textos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s