Del nuevo mal servicio en el metro (STC) de la Ciudad de México


Durante un buen tiempo dejé de utilizar el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro (metro) con frecuencia, debido en gran parte a que mi fuente de ingresos se encontraba muy cerca de donde vivo. En otras palabras, caminaba para ir al trabajo. Aún camino, pero ya no para llegar al trabajo, sino para moverme en distancias cortas, y no tanto.

Vagón del metro

En el metro yo solía leer algo para aprovechar el viaje, cosas de literatura de varios tipos, y me gustaba leer porque la iluminación interna de los vagones era suficientemente buena, o porque no había muchos distractores auditivos.

En las vacaciones de Semana Santa de este año, utilicé el metro para transportarme a diversos lugares y una de las cosas que noté en aquel entonces es que la mitad de los focos del cada vagón estaba apagada y la otra mitad prendida. Durante esas semanas de baja actividad de la ciudad, pensé que era una forma de ahorrar costos, porque la gente no utilizaba tanto el servicio y eramos pocos usuarios, entonces acepté el hecho de no poder leer durante ese tiempo en los vagones. ¡Todo por el bien del planeta!  Puesto que a menor generación de energía eléctrica menor contaminación. Desgraciadamente, y a pesar de que el metro es un medio eléctrico de transporte contamina muchísimo tanto de manera directa como indirecta.

Interior de otro vagón del metro

El caso es que el tiempo pasó y ya van varios meses en que el servicio de iluminación sigue interrumpido en los vagones. Ahora la gente ya no leemos a menos que podamos hacerlo al colocarnos bajo algún foco que aún esté prendido. Han proliferado otro tipo de distractores que habían dicho quitarían cuando subieron el costo del servicio de 2 a 3 pesos (que sigue vigente en este momento).

Cuando subieron el precio del boleto hicieron unas encuestas y dijeron que mejorarían el servicio y preguntaban qué era lo que nos gustaría a los usuarios que cambiara. Sé que muchos dijimos que quitaran a los vendedores de discos piratas porque realmente es sumamente molesto estar oyendo ese escándalo, independientemente de lo que uno vaya haciendo. La música que ponen los vendedores tiene muchos inconvenientes, entre los que destacan, la mala ecualización del sonido, el volumen excesivo que lastima los oídos, el tipo de música que promueven, la mala pronunciación con que vocean a los compositores (Mosárt, Juan Grabiel, Chuman, etc.).

 Realmente sé que no puedo negarles fuentes de empleo a la gente (no soy el presi Fecal para hacerlo), y si regularan a esa gente que porta un arma contra nuestros oídos tal vez estaría un poco más dispuesto a tolerarlos. Los otros vendedores, los que con su propia voz, y sin amplificación electrónica, venden chuchulucos, estampitas, libros, llaveros, pomadas, juguetes educativos, esos no son molestos porque permiten que uno se concentre en lo que sea que esté haciendo, aunque de pronto avientan a todo el mundo que no les permite el libre tránsito por el vagón y ni quien les diga nada, tampoco son dueños de las instalaciones.

Tercer diferente vagón

Otro de los problemas que veo que hay en las diferentes lineas, es que hay muchas estaciones que tienen poca vigilancia, que casi puede ser nula puesto que los vigilantes se limitan a estar en los torniquetes. Si bien hubo una especie de actualización en el servicio de vigilancia al poner cámaras al interior de las estaciones, creo que esto no necesariamente es tan completo. Sigue habiendo problemas que nos aquejan a los usuarios.

También hay trenes muy viejos en varias lineas que necesitan restauraciones o reparaciones mayores, puesto que se sobrecalientan, sus ventiladores internos no funcionan bien o de plano no funcionan, se detienen mucho tiempo entre estaciones, lo que ocasiona que la gente recorra su trayecto en tiempo excesivo y con molestia por los vendedores, el calor, los olores, el sobrecupo, etc.

Varias taquilleras son déspotas y prepotentes y uno piensa que nada puede hacerse, pero por lo que sé, uno llama a la linea del metro y da los datos de la estación, la taquilla, el horario y algunos datos más y pueden sancionarlas para mejorar su servicio.

Un vagón más

El gobierno sabe de estos problemas y no veo que haga nada por resolverlos. Los del sindicato del metro saben de los problemas y tampoco hacen nada por resolverlos. Solamente aprovechan el mal estado de los trenes para echarse la bolita unos a otros pero no hacen nada más por mejorar el servicio. Es por eso que digo y creo que todos deberíamos poner quejas en profeco por el servicio del metro a ver si por lo menos con las quejas de miles de ciudadanos logramos hacer algo al respecto al mal servicio que presta ahora el metro, también hacer escritos a las cámaras legislativas para hacer presión. Mucho podemos hacer, pero es cosa de hacer y no nada más de decir para que las cosas mejoren, así que los exhorto a que igual que yo, pongan su granito de arena para mejorar el servicio.

Si tienen alguna otra idea o comentario, abajo está el campo para hacerlo.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cosas, Experiencias, General

Una respuesta a “Del nuevo mal servicio en el metro (STC) de la Ciudad de México

  1. Pingback: Del mal servicio del metro (STC) 2 | Mas de vez que de en cuando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s