Chimal y las crepas


Cuando me prestaron el libro de “Los Esclavos” de Alberto Chimal, me llamó la atención la cubierta del libro. Y mi acercamiento a él fue más ó menos lento. Busqué primero información en la red acerca de ella, para darme una idea general de quién era él, y encontré una página (Justa) que me pareció buena. También revise la de la librería Gandhi y a manera introductoria general la omnisapiente wikipedia.

 

Los Esclavos - Alberto Chimal

 

 

En este libro, que resultó ser la primera novela de Chimal, encontré a algunos personajes que podrían inquietar al lector por sus formas de ser y modos, pero creo que eso es un muy buen punto a favor del texto, porque le mueve algo a la gente y ese algo puede ser positivo o negativo. Uno de los personajes se llama Yuyis, y no voy a decir más al respecto para que ustedes lean esa novela. ¿La recomiendo? Si, aunque de pronto me pareció un poco complejo seguir unas partes, pero está bastante buena. Leí esa novela hace algunos meses.

 

Desde entonces, y cada que paso por un puesto que está de paso a la tienda, no puedo evitar pensar en cosas relacionadas con ese libro porque, como pueden ver en la siguiente imagen, me recuerda a esa personaje de la novela.

Crepas Yuyis
Crepas Yuyis

 

Entre esos pensamientos podría ser que:

  • Después del fin del libro, y muchos años después, Yuyis aprendió a cocinar (no recuerdo si cocina o no, pero quiero imaginar que no) y estableció su changarro por donde paso en ocasiones.
  • Algún otro de los personajes (principal o secundario) quedó muy impactado por ella y el negocio lo puso con ese nombre para honrarla, en caso de que se haya muerto al final del libro (tampoco puedo asegurarlo aunque puedo imaginarlo)
  • Otra cosa que pasa volando por mi imaginación es que las crepas son preparadas por la protagonista en las condiciones descritas por el libro (ustedes tendrán que leerlo, para saber cuales son esas condiciones) y pueden antojárseme o no… pero por lo general no…jajaja. Y no porque no sean higiénicas, sino que tal vez me desconcentraría al comerlas.
  • También puede darse el caso que Chimal haya comido en ese lugar por simple azar, antojo, gusto o recomendación (yo nunca he consumido ahí, entonces no puedo recomendarlas) y de ahí haya obtenido una gota de inspiración para nombrar a su personaje como ese changarro de crepas.

Cuando leí el libro acepté el nombre de Yuyis per se y, al verlo plasmado en esa imagen, el nombre brincó de lo fantástico a lo real. Y entró la duda de dónde proviene ese diminutivo; la mayoría de la gente a la que le pregunté no tenía ni idea, pero hubo quien me dijo que podría ser de Yolanda, Judith o Julieta.

Una de mis compañeras del trabajo me comentó que es un diminutivo que se aplica a las mujeres de nombre Gloria o Maria de Jesús. Y fue la versión que más me convenció, porque dijo que así le han dicho de cariño a su hermana, aunque a ella no le gusta que la traten con diminutivos.

En fin, creo que pueden ustedes ayudarme a encontrar el nombre al que corresponde el diminutivo de Yuyis, y si conocen a Chimal, pueden preguntarle si alguna vez comió en ese lugar o si lo haría por el solo hecho de degustar, algo que uno de sus personajes puede (fantásticamente) poner en su plato.

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Cosas, General, Novela, Textos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s