Leonardo Sciascia – Párrafo El Caballero y la Muerte


Hace varios años, en el 2000 ó 2001, el gobierno del DF comenzó a promover actividades culturales, entre las que estaban libros de una colección que ellos llamaron  “Para leer en libertad”, cuya finalidad era hacer llegar a las manos de la gente algunas de las obras más reconocidas de la literatura universal (según los editores, y digo esto porque no todos los libros que la conformaron eran necesariamente de las obras más reconocidas por la mayoría de quienes las leímos).  Para tener esos libros había que formarse un domingo al mes (creo que era el primero) y hacer una fila enorme que zigzagueaba por el zócalo hasta que se agotaban, y si no te formabas temprano (algo así como a las 8 ó 9) corrías el riesgo de que tu colección quedara incompleta. A mí solamente me faltó el primer número, que se agotó muy rápido pero para los otros 9 ejemplares que me faltaban me formé bastante más temprano en las siguientes fechas.

Moraleja con refrán: Al que madruga Dios le ayuda.

A continuación dejo  algunos párrafos de el ejemplar 8 de un autor italiano llamado Leonardo Sciascia, que me llamaron la atención porque me sonó sumamente aplicable a la situación actual del país.

 

– Está diciendo que la víctima no tenía por qué ser Sandoz, sino algún otro que reuniera, por decirlo así, los mismos requisitos; pero como Sandoz incordiaba un poco más que las otras víctimas posibles, la elección recayó en él.

– Exacto.

-Opino lo mismo. Después de haber escuchado a Aurispa, le planteé a mi Jefe, que desde luego lo acogió con total desinterés, el siguiente dilema: o bien Los hijos del 89 han sido creados para matar a Sandoz, o a Sandoz lo mataron para crear a Los Hijos del 89. Y ahora me inclino por creer que, como usted dice, se ha querido matar dos pájaros de un tiro: el más importante, crear a Los hijos del 89… Pero, ¿por qué?

– Yo diría, por antigua premonición y no tan antigua admonición. que el porqué lo sabemos sin saber que lo sabemos… En nuestra infancia experimentamos, sin haber conocido realmente, un poder que ahora podemos calificar de criminalidad integral, un poder que, paradójicamente, hasta puede decirse que estaba sano, que gozaba de buena salud: desde luego, siempre con respecto al delito, y comparándolo con este poder esquizofrénico de ahora. La criminalidad de aquel poder se basaba sobre todo en no admitir ninguna otra fuera de la propia, glorificada y condecorada con todos los adornos… Ni qué decir tiene que entre la esquizofrenia y la buena salud me quedo con la primera, y creo que usted también. Pero hay que tener en cuenta esa esquizofrenia si se quieren explicar algunas cosas que, si no, resultan inexplicables. Como también hay que tener en cuenta la estupidez, la pura estupidez, que a veces se introduce en ella y la domina… Hay un poder visible, nombrable, enumerable; y hay otro, no enumerable, sin nombre sin nombres, que nada por debajo de la superficie. El poder visible lucha contra el sumergido, y sobre todo cuando éste se atreve a emerger valientemente, es decir en forma violenta y sanguinaría, pero de hecho lo necesita… Espero que sabrá perdonarme esta modesta filosofía, pero es la única que tengo, en lo que al poder se refiere.

– De modo que cabe sospechar que existe una constitución no escrita cuyo primer artículo rezaría: la seguridad del poder se basa en la inseguridad de los ciudadanos.

– De todos los ciudadanos, incluidos los que, al difundir la inseguridad, se creen seguros… Y ahí está la estupidez de que le hablaba.

 

La colección “Para leer en libertad” fue coordinada por Paco Ignacio Taibo II.  Leonardo Sciascia murió en 1989, un año después de publicar este libro en Italia.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Novela, Textos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s