Minificción 4 – “P.P.”


Emm Alva - Altar y Alcantarilla

YO.

P.P. le llamaban todos. Al no encontrar su cuerpo en el drenaje, colocaron una placa en memoria de José (1946-1970) al pie de la alcantarilla por la que descendió. Conmemoraban el día de su descenso haciendo fiesta en las calles de la ciudad porque había desbloqueado el sistema de drenaje y las colonias ya no eran vulnerables. Era una muerte festejada, representaba el sacrificio por la comunidad como se estilaba desde el inicio de la historia escrita. El altar junto a la alcantarilla mostraba enmarcado un retrato hablado del joven que los había salvado a todos, y ese retrato era la única representación de su juventud, el único vínculo con su pasado. Pedro Pablo intentó correr con el retrato en mano, mas fue abatido por una multitud devota. Ahora, 40 años después, nadie colocó una placa para honrarlo.

ELLA.

Llevo viniendo desde niña, hará 18 años. Hicimos cooperacha pa’ regalarle al santito su altar. Y como cada año siempre echábamos cohetes, fiesta en grande y comilona, porque dijeron mis papás que había que estarle agradecidos. Se supone que salvó hace muchos años a toda la ciudad de morir ahogada en las aguas del drenaje que se desbordaba. Las aguas negras no era nuestras, eran de la ciudad gigante que está a muchos kilómetros de nosotros, pero que hicieron pasar por nuestra pequeña ciudad. Desde que le rezamos y festejamos ya no hay preocupaciones, todo funciona bien. El santito nos ha protegido. Por eso debimos protegerlo del tipo que se quiso robar su retrato el otro día del altar, que con tanto sacrificio levantamos. No supimos cuáles eran sus intenciones, solo vimos que lo agarró y antes de que corriera lo agarramos entre todos y de pronto ya estaba muerto a los pies de nuestro santito. Creo que Josecito está contento de que lo protegimos.

ÉL (P.P.)

Cuando era jóven me dedicaba a hacer arreglos. Ahora que estoy aquí parado puedo recordarlo todo más claramente. Me ayudaron a bajar por esa alcantarilla ayudado de una cuerda, me ofrecí de voluntario porque el pueblo grande donde estaba en esos días estaba inundándose. El agua salía por las coladeras y parecía que el drenaje se iba a llevar todo. Cuando bajé usé unas herramientas para cortar unos fierros que estorbaban. Ahí abajo apestaba, de pronto la presión del agua me arrastró y salí flotando inconsciente en un río. Hice mi vida ahí, sin saber nada de mi pasado. Ahora que viajé a pedirle al santito Josesito una ayuda me encontré con su altar. Reconocí algunos lugares, pero el pueblito había crecido y muchas cosas habían cambiado. La fiesta mayor atraía muchos devotos. Me acerqué al altar y  al ver el retrato del santito supe que había algo mal, era una imagen de mi juventud. La gente me decía P.P. por comodidad y ahora el altar era a José. Me llevaré la foto corriendo y aclararé el error después. La gente a mi alrededor está muy alterada y ahora siento dolor en todo el cuerpo… no debí agarrar el retrato.

TÚ.

Recuerdo que teníamos problemas con el drenaje de la ciudad que está por allá lejos. El pueblo se inundaba casi siempre, pero aquella vez estuvo peor. Un ayudante que teníamos se ofreció a bajar para tratar de arreglar el problema. Creo que su nombre era Pedro Pablo, aunque todos le decíamos P.P. Ve tu a saber. La cruz que pusimos dice José y así se le conoce. La gente le hizo fiesta cada año y todo fue mejor en el pueblo. Vino gente de otros pueblos a pedirle favores y el nuestro creció hasta lo que ahora es. Ahora hay más dinero y comercio por el santito al que vienen a pedirle ayudas. Nunca fue santito, pero ahora la gente no cree en la historia original. Inventaron toda una historia sobre él y sus milagros, creo que porque así conviene. No importa. Hace poco vino un loquito que quiso robarse la imagen de Josesito y la gente lo linchó. Es el segundo muerto en ese lugar, y lo más raro de todo es que se parecía mucho a Josesito, pero mayor. No quisimos poner cruz porque a los sacrílegos no se les pone, al contrario; ahora ésta es otra anécdota para honrar más al santito que sobrevivió al atentado.

2 comentarios

Archivado bajo Cortos, Cosas, Relatos, Textos

2 Respuestas a “Minificción 4 – “P.P.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s