De regalos, ganancias y descuentos


Los tenis mojados, la chamarra rompevientos que no sirve para detener completamente el agua, y la urgencia por terminar de degustar una paleta, al tiempo que el hombre de la taquilla te dice que la lista para el descuento que pides no ha sido llevada a sus manos, hace que los minutos pasen más lentamente.

Caminar por la alfombra roja empapada, mientras los asistentes a esa premiere aguardan la llegada del actor principal, con cámaras y reflectores, no es una sensación muy placentera. Tres veces la pisé, con la misma sensación de incomodidad y pies mojados, debido a que no había lista, puesto que solo era el mencionar que deseaba el descuento publicado en feisbuc (esa red social, cuya premisa no es la privacidad ni la discreción).

No es solamente el feisbuc un lugar para ventilar infinidad de actividades e imágenes, puesto que además de revisar chinchorrerías, reencontrar gente con la que en algún momento de tu vida conviviste o compartir información interesante (desde noticias, reuniones o vínculos a bromas, videos o música), es también un lugar en el que algunas empresas, grupos o personas realizan algún tipo de sorteo para ofrecer sus productos, servicios, invenciones de manera gratuita o con algún incentivante descuento. En esta misma temática, la otra creciente red social,  Twitter es una herramienta que se puede usar de forma similar.

No suelo participar de manera regular en sorteos tipo lotería, debido a que normalmente cuando participo no obtengo más que incertidumbres relacionadas al sorteo y el premio se queda en algunas otras manos. Sin embargo, es en estas dos redes sociales donde he ganado de forma relativamente sencilla algún tipo de premio o descuento. El día de los tenis mojados obtuve a través del feisbuc una promoción 2×1 en la obra de teatro “Dialogos de Nostalgia y Pollos” que se presenta los miercoles en el Centro Cultural Helénico, donde un amigo de hace años montó una exposición fotográfica que se exhibe previa a la obra. No, no fue palanca la obtención de esa promoción.  ¿Por qué la alfombra roja? Porque ese día que asistí a la obra era la premiere de otra obra en el mismo centro, un día con lluvia fuerte que no hizo que los bocadillos que me embutí perdieran el sabor extraordinario que normalmente magnifica el hambre.

 

Dialogos de Nostalgia y Pollos

Una semana antes, una amiga mía me invitó a una premiere más, no sé cuál fue la fuente de donde obtuvo el pase doble, pero al revisar las letras chiquitas leí que había que confirmar asistencia. No sabía yo si había o no confirmado, y al revisar mi cuenta en twitter, vi que liberaron una promoción para una obra de teatro. Participando de acuerdo a como pedía la cuenta de club movistar en twitter, gané un pase doble para ir a ver ese mismo día del cine, La Improlucha, una obra de teatro que se presenta todos los jueves en el Teatro Poliforum. Esta ocasión no fue un descuento a mitad de precio, fue simplemente un pase doble. Decidir ir al cine o al teatro no me costó demasiado trabajo, y terminé yendo a ver la obra de teatro, que me pareció, por cierto, bastante buena en muchos sentidos, aun cuando hubo cosas que no me gustaron. El teatro es divertido en un sentido un tanto diferente al cine, pero a ambos los disfruto mucho.

Caminar en el tiempo hacia atrás, como lo he venido haciendo, hace que ya no sepa con certeza los cómos, cuándos o dóndes de ciertas cosas o actividades (y realmente no me interesa tanto en ese sentido, porque este blog para mi no es un pequeño y querido diario), y sin embargo aqui plasmo algunas cosas de las que me voy acordando. Y así como existen cosas de la vida real, también hay cosas de ficción en lo que escribo.

A principios de junio me llené de júbilo, debido a que también por feisbuc gané un ejemplar de un libro que se llama “La habitación de las mariposas” de un novelista español llamado Ramón Cerdá. Participé en el sorteo mensual de ejemplares y afortunadamente salí ganador. Me pidieron mis datos y se envió desde España a México mi ejemplar… desgraciadamente el correo mexicano “pierde” alrededor del 40% de los envíos. Y cuando el paquete llevaba ya 2 meses de haber sido enviado (dedicado y todo) me puse nuevamente en contacto con el escritor, quien de forma bastante cortés me comentó que me remitiría otro ejemplar también dedicado y para compensar el retraso, vendría anexo ejemplar de otra obra que se llama “Confieso”. Actualmente estoy esperando de nueva cuenta mis ejemplares, y espero que esta vez si lleguen.

 

La habitación de las mariposas - Ramón Cerdá

En regalos, descuentos y ganancias puedo decir que me ha ido relativamente bien en estas dos redes sociales. Si bien no me la paso pegado a dichas redes sociales, creo que he sido bastante afortunado en cosas que son de mi interés. Cine, teatro y lectura. ¿Alguien de ustedes ha ganado algo así en la red?

3 comentarios

Archivado bajo Cosas, Experiencias, General, Relatos, Textos

3 Respuestas a “De regalos, ganancias y descuentos

  1. Un BUUU, en mayúscula, para correos de México. Sigue ganando premios y en una de esas me invitas a ir gratis a algún lado, amo las cosas gratis, jajaja.

  2. Pingback: El chofer que hizo más que su trabajo « Mas de vez que de en cuando

  3. Pingback: La habitación de las mariposas de Ramón Cerdá o de Libros para entretener | Mas de vez que de en cuando

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s