Cómo alargar la vida útil de la batería de una notebook


Una notebook o laptop es un aparato portátil gracias a su batería, así como lo son los celulares y los iPods. Justamente por eso se trata de uno de los componentes más polémicos de los electrónicos, porque las dudas respecto de su manutención surgen constantemente. A continuación, dejo algunos trucos o tips (como sea que le quieran llamar) para aumentar la vida útil de la batería de tu notebook o laptop o netbook, etc.

Lee el manual

El primer y más importante paso es ese, porque en el manual que viene con la computadora se explica el funcionamiento de cada modelo de notebook. Tal es el caso de la primera carga de la batería, que requiere de cuidados específicos. Lee el manual o busca más informaciones respecto de la batería del modelo de su notebook en Internet, en la página del fabricante.

Carga y descarga

Algunos usuarios acostumbran gastar toda la carga de la batería antes de poner la notebook a recargar en el contacto eléctrico. Pero se trata de un comportamiento que puede perjudicar a la batería, porque las recargas parciales son mejores que una descarga completa. Usar la batería de la notebook hasta el final, gastará innecesariamente ciclos completos del componente, disminuyendo drásticamente su vida útil. La razón es que los ciclos son contabilizados independientemente de la carga o descarga completas.

Las baterías de los últimos modelos de notebooks son hechas de ión-litio, y poseen un chip que monitorea las recargas. El chip interrumpe la carga cuando la batería alcanza una tensión límite, y bloquea el flujo de energía cuando la batería está casi descargada, evitando que se descargue totalmente. También es posible retirar la batería del contacto eléctrico antes de que se haya cargado en su totalidad, porque el ión-litio no posee el llamado “efecto memoria” que tienen las baterías más antiguas, fabricadas con níquel..

Calibración

Para mantener el chip de la batería siempre en orden y actualizado, los fabricantes de notebooks recomiendan un proceso de manutención de una a tres veces por mes. El procedimiento consiste en cargar y descargar totalmente la batería, hasta que la notebook se apague sola. Esas medidas harán que el chip de control se mantenga siempre calibrado.

¿Otra batería?

Las computadoras en general, y éstas incluyen a las notebooks, poseen en su interior una segunda batería, también de litio, pero que no tiene posibilidades de recarga. Es esa batería la que garantiza que la memoria de la computadora guarde informaciones importantes como las configuraciones de la tarjeta madre, hora y fecha.

Esa batería suele tener una vida útil de 1 a 2 años, y se recomienda su sustitución periódica, ya que si se deja que llegue al fin de su vida útil llega un momento en el cual la compu no prende.

Temperatura

El calor es uno de los principales enemigos del rendimiento de una batería, ya que deteriora las células de ión-litio. Por eso no deje su notebook en lugares calientes o dentro de un auto expuesto a la luz del sol. Dejar la notebook encendida encima de camas, lugares blandos e incluso en las piernas del usuario también es perjudicial para la computadora, ya que tapa las zonas de ventilación y puede provocar un calentamiento excesivo. La humedad también es nociva para la notebook, y no se recomienda el uso en playas, saunas o piscinas.

Lo ideal es que la notebook se mantenga lo más cerca posible de los 22ºC – a temperatura ambiente -, pero su uso entre los 10ºC y los 35ºC también es aceptable.

Actualizar siempre

Recuerda actualizar tu sistema operativo y las aplicaciones, ya que eso también ayuda a la preservación de la batería. Los softwares más modernos optimizan el proceso de funcionamiento y por ende el de la batería. Aumentar la memoria RAM de la notebook hace que éste gaste menos, ya que el procesador tendrá que trabajar menos para mantener el sistema funcionando. Otra buena opción para mejorar el procesamiento es siempre mantener el disco duro desfragmentado, sobre todo en el caso del sistema Windows. Así el disco duro tendrá que girar menos para encontrar cada información.

Emergencias

¿Necesitas usar la notebook, no hay tomacorrientes disponibles, y la carga de la batería está bajando a niveles mínimos? Hay formas de optimizar ese poquito de batería que queda, como por ejemplo bajar el brillo del monitor hasta el mínimo posible para permitir la visión, o apagar las conexiones inalámbricas como WiFi y bluetooth. También saca de la máquina los CDs y DVDs, y desconecte los accesorios como memorias USB (pen drives), mouse y HDs. Desconectar aplicaciones que exigen mucho procesamiento también es una buena idea. Tales son los casos del Photoshop o del 3D Max; también se recomienda no bajar música de Internet en esos momentos de batería baja.

Configuraciones ideales. Todo el sistema posee configuraciones de energía para las notebooks, y activarlas ahorrará recargas de la batería en el corto y largo plazo. En los computadoras Apple, basta ir al menú y dar click sobre la batería en la opción “Mayor vida útil de la batería”. En las notebooks con Windows la recomendación de la fabricante HP es ir a Panel de Control-Opciones de Energía, y configurar los ajustes escogiendo “Maximizar batería”.

Limpieza

De vez en cuando viene bien limpiar la notebook. Para mantener el buen funcionamiento de la batería limpia siempre con un aspirador o pincel la salida de aire de la notebook. Eso ayudará a retirar polvo o desechos que se puedan acumular en las piezas del procesador y otros componentes. Y para quienes viven en lugares muy húmedos, sirva el aviso: a veces los contactos metálicos de la batería pueden acumular suciedad o vestigios de zinc, provenientes de la oxidación causada por las reacciones químicas que le dan carga a la batería. Si eso sucede, limpie el lugar con una goma de lápiz.

¿Sacar o no sacar del contacto eléctrico?

Si  utilizas tu notebook en el enchufe la mayor parte del tiempo, puede sretirar la batería mientras la notebook está enchufada. Algunos expertos aseguran que la utilización de la máquina enchufada puede calentar demasiado la batería, deteriorando su capacidad de carga. Las baterías tienen un beneficio adicional para las notebooks, ya que absorben las variaciones de la red eléctrica que podrían perjudicar al equipo, o que provocarían pérdida de información en caso de un apagón. Por eso quienes enchufan la notebook deben hacerlo siempre en contactos o pastillas de contactos  (extensiones) que posean un estabilizador de voltaje.

Una recomendación adicional: sacar y poner la batería de la notebook con frecuencia puede perjudicarla en el sentido físico; la base metálica puede desgastarse generando un mal contacto, lo cual perjudica la provisión de energía al sistema.

Guardado de la batería

En caso de que quieras guardar tu batería, no debes hacerlo de cualquier manera. El chip que queda dentro de la batería y guarda informaciones referidas a las cargas y descargas, tiene un consumo de aproximadamente 5% al mes, debido a la temperatura y otros factores ambientales. Por eso no es bueno guardar la batería cargada al 100%, pues eso puede arruinar su capacidad de recarga. De la misma manera, no la guardes descargada porque el chip puede perder sus informaciones, impidiendo la recarga de forma permanente. Lo ideal en tales casos es observar el momento en que la carga esté en un 40%, y ahí guardar la batería en un lugar fresco y sin polvo.

Batería refrigerada. Es conocida la anécdota de quienes colocan pilas y baterías en el congelador para aumentar su vida útil. Pero enfriar la batería no la recarga; lo que sí logra el depósito en la nevera es preservar la carga, ya que a bajas temperaturas las reacciones químicas en el interior de las baterías se hacen más lentas, lo cual prolonga su duración. Sin embargo, las baterías de notebook son más delicadas que las pilas comunes, y la humedad de un refrigerador puede dañar alguno de sus componentes, descarta esa opción casera.

Sustitución

Incluso si sigues al pie de la letra estas recomendaciones, la batería de tu notebook se acabará algún día. Las baterías pierden 20% de su capacidad cada año, cuando las reacciones químicas que generan van consumiendo sus componentes internos.

Las baterías duran en promedio de 300 a 800 ciclos de carga, entre 2 a 3 años de uso, y si son bien cuidadas duran hasta 5 años. Si necesita cambiarla busca asistencia técnica especializada y autorizada, para tener garantía en caso de fallas.

No te olvides también de revisar la fecha de fabricación de la batería recién comprada. Aunque nunca haya sido utilizada, la batería pierde su carga con el paso del tiempo, y el usuario puede encontrarse con la paradoja de una notebook nueva que se queda sin batería a cada rato, así que ya sabes, revisa bien al hacer la compra de la nueva batería.

1 comentario

Archivado bajo Computación, Experiencias, Mac, Ubuntu, Windows

Una respuesta a “Cómo alargar la vida útil de la batería de una notebook

  1. Pingback: Los números de 2010 « Mas de vez que de en cuando

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s