En esta esquina – Alfonso Alvarado


Otro más de los escritos de Alvarado en su segundo libro (2/7 ó dos séptimos). Es interesante la forma en que propone el cambiar la película de siempre para que se hagan deportes un tanto más extremos. Y si, realmente sería bastante interesante poder ver algo asi en las carteleras deportivas…

Espero que se entretengan lo suficiente y no se imaginen cosas de más, porque no terminarían de leer esto.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

En Esta Esquina

Convencido por el elogio de algún amigo a un filme, me he encontrado en el cine, contemplando una historia aburrida, a través de escenas burdas e incoherentes, por lo que, he desarrollado un sistema elemental, por medio de una simple pregunta: “¿La verías otra vez?” si la respuesta es afirmativa, pregunto sucesivamente: “¿La verías dos veces?”, “¿Tres?” Hay quienes contestan que sí la verían ocho veces. Pero siempre llegan a un límite, porque dicen que no estan locas para verla tantas veces.

Entonces, por qué sábado tras sábado, domingo tras domingo, año con año, ven el futbol, el beisbol, el box? Si es la misma película. Corren por una pelota o se lastiman hasta que no mata al otro, o menos que eso, colaboran ambos a la disminución del escaso coeficiente intelectual del contrincante. No obstante el paso de los siglos, nos gusta ver una elea, nos encanta ver caer al gladiador débil.

Si se cambiaran un poco las reglas del juego. No digo que se cancelen los torneos a base de pelota.  ¿Qué se haría con el timepo libre? Acaso podríamos pensar en un mejor sistema económico y político. Dudaríamos de la calidad de la educación en nuestros países. Tampoco propongo que se suspenda el box. Sin la manifiesta agresividad y la sangre frente a nosotros, no habría catarsis para nuestras tensiones. No, con cambiar un poco las reglas, quiero organizar nuevas competnecias, con los elementos existentes. Verbi gratia:

Enfrentar al mejor boxeador de cualquier clasificación al equipo de futbol, campeón del mundo. El anunciador gritaría como siempre: “En esta esquina, de 75 kilos, el Demonio Verde. En esta otra, la Oncena Dorada, invicta en cuatro campeonatos”. Al sonar la campana, todos correrían. Los futbolistas, a tratar de meter el máximo de goles en los tres minutos del round y el boxeador, para golpearlos. Cuando el equipo quedara fuera de combate, terminaría el partido, con resultados como: 32 goles, 11 knock-outs.

Se podrían hacer muchas combinaciones: Water polo a caballo, campeones de tiro en premios automovilisticos (bólidos cazados a balazos, estrellándose, tiradores atropellados), arqueros contra lanzadores de jabalina. Combinaciones que mantendíian la crueldad y agresividad acostumbradas y aumentarían el interés y la excitación.

Un verdadero circo romano. Sería fantástico, ¿Verdad? Tu , hipócrita, no hables.

Por: Alfonso Alvarado

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas, Prosa, Textos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s